ADG-FAD

3 proyectos para el cambio social

Tres proyectos que nuestro socio Talent Carles Giménez presentó en el espacio Brut durante el Blanc Festival.

@ Carles Giménez

Como todo diseñador que justo empieza y se adentra en el mundo profesional, me pregunto qué es el diseño para mí y qué quiero hacer con él. Algo que tengo claro es la importancia de que el diseño aporte a la sociedad de una forma u otra y por eso aquí muestro 3 proyectos que me han hecho plantearme esa posibilidad.

¿Qué se hace desde el diseño?
El primero de los proyectos surge de mi curiosidad por saber qué se está haciendo ahora desde el diseño para la sociedad.

Para ello, me inventé un evento hipotético en el que reunía todos los estudios o diseñadores que están trabajando temas de diseño especulativo, sostenible, big data, privacidad y nuestra relación con la tecnología así como todos estos temas en relación con el futuro. Para hacer el proyecto más real (y porque me lo pedían en clase, que es el motivo original del proyecto) generé una identidad en movimiento que contaba todo eso. Eso me servía de excusa para descubrir este ámbito del diseño que yo conocía menos y del que quería averiguar más.

El evento se titula Shaper en referencia a la construcción inglesa "Shape the future" o "Moldear el futuro" en castellano. A partir de este naming generaba todo un sistema en movimiento que transformaba y se iba adaptando a todo lo que aparecía en pantalla.

Este es el vídeo, que hace un resumen de lo que serían dos días de charlas, conciertos innovadores en el campo de la música, workshops y cine en relación con las preocupaciones que podamos tener.

¿Qué puedo hacer yo?
El segundo proyecto es mi trabajo final, que surge una vez ya visto lo que otras personas del ámbito del diseño estaban haciendo, y me apetecia hacer algo.

Mi pregunta era: ¿Cómo podemos ayudar directamente desde el diseño gráfico? En este caso se me ocurrió hacerlo desde la divulgación, la concienciación y la interacción con el usuario para que éste se diera por aludido.
Investigando encontré el libro 'Four futures' de Peter Frase, que respondía a muchas de las preguntas que yo me hacía, tales como: ¿Qué pasará si no conseguimos parar el cambio climático a tiempo? ¿Y si el capitalismo nunca para de aumentar la diferencia entre ricos y pobres? ¿Y cuando se pueda automatizar todo el trabajo, cómo funcionará la sociedad que durante tantos milenios ha funcionado con dinero e intercambio?
Decidí acogerme a este libro como respuesta y adaptarlo en este proyecto para potenciar su mensaje y que quién lo lea se haga las mismas preguntas que me he hecho yo.

Básicamente es una reedición que añade un punto de reflexión a través de imágenes críticas e interacción con el usuario.

Carles Giménez
Carles Giménez

A lo largo del libro hay una serie de estas preguntas que, por supuesto, tienen relación con cada uno de los temas que se tratan y que el lector puede contestar escaneando la pregunta con realidad aumentada. Eso permitiría recopilar también la opinión de muchas otras personas y ver cuál es la reacción de la sociedad a los dilemas que se plantean y que en algún momento tendremos que afrontar. Toda esta información es entonces trasladada y adaptada a una web que muestra todos los resultados a tiempo real y en formato mapa. De esta forma, podemos presenciar una reflexión mundial y observar cómo va evolucionando.

Carles Giménez

¿Se puede hacer una aportación a la sociedad con todos los proyectos?
De hecho esto me llevó a querer hacer más este tipo de trabajo, pero escribiendo estas palabras me di cuenta de que quizás no se puede aportar algo con absolutamente todos los proyectos. Y concretamente esta duda me surgió al querer hablar de un proyecto tipográfico. ¿Cómo ayudo yo a la sociedad con una tipografía? Vale, es algo cultural y muestra mi punto de vista en este ámbito, pero ¿solo puede ser eso? ¿No puedo aportar algo sustancial y que genere cambio? Esto no es para criticar la tipografías ni a los diseñadores de ellas, pero sí que es una pregunta que me hago y que a la vez puede ser aplicada a muchos otros ámbitos y tipos de proyecto.

Sin embargo, haciendo un poco de investigación sobre la tipografía llegué a una respuesta que me pareció suficientemente buena y convincente. Jonathan Hoefler argumenta que la tipografía es una materia prima. Ésta permite contar cosas pero por ella misma no hace nada. Es una herramienta, y como toda herramienta puede ser usada de muchas formas. Así que como diseñador, yo puedo decidir qué cuenta mi tipografía y cómo se recibe.

El proyecto tipográfico del que quería hablar es Glissando, una tipografía con la idea de sacar un elemento gráfico de la notación musical (en este caso las formas rectas y curvas del silencio de negra) y a partir de allí generar una tipografía que tendría sentido en un ámbito musical renovado, con una tipografía experimental, igual que lo es la música contemporánea. Sería darle un lavado de cara a la música clásica.

Carles Giménez

A la hora de hacer el espécimen original creo que me equivoqué. Había generado unos carteles con nombre de piezas y compositores famosos de la historia de la música, sin darme cuenta de que todos eran hombres o piezas compuestas por hombres. Pero si el objetivo es dar un lavado de cara a la música clásica hace falta darle un lavado de cara a todos los aspectos relacionados. Y eso significa dejar de lado por una vez todos los compositores masculinos y centrarnos en el todas esas mujeres que, aunque tuvieron un gran papel en la historia, los libros han ignorado y pasado por alto completamente, hasta el punto de que yo, sin haber estudiado música, no conocía ninguna compositora de la historia.

La conclusión fue generar unas cartas que relacionan cada una de las letras y símbolos de la tipografía con una mujer importante de la música o una frase reivindicativa. Por eso, la “S” va relacionada con Clara Schumann, una gran compositora y pianista alemana, y en cambio el signo de interrogación “?” lo relaciono con el hecho de cuestionarse la injustícia social, que es lo que hace este espécimen que he titulado “Silencio al patriarcado”, que hace referencia a una de las cartas y también al símbolo del que parte la tipografía.

Carles Giménez

Con todo esto no pretendo que si un diseñador lee esto se sienta mal consigo mismo por no estar aportanto con todo lo que hace, sino que mi objetivo es plantear la pregunta: ¿Cómo puedo aportar algo con este proyecto? cada vez que empezamos algo, para ver si es posible o no. Porque creo que es cuestión de iniciativa y no de pasividad que nos vengan proyectos que nos permitan sacar nuestra razón más social. Por eso digo: tenemos que actuar como personas y diseñadores, y el momento de sacar jugo a todo lo que hacemos es ahora.

Carles Giménez

ig @carlesgimenezm

Noticias relacionadas